El complicado futuro de ‘La Joya’

El complicado futuro de ‘La Joya’

Recurrimos al Índice de Adaptabilidad de BeSoccer Pro para determinar a qué club de la élite europea se amoldaría mejor Paulo Dybala

No hubo acuerdo. La 2021-2022 será la séptima y última temporada de Paulo Dybala (28) en las filas de la Juventus de Turín. Una trayectoria llena de momentos felices para el argentino, aunque no exenta de alguna que otra sombra en los últimos tiempos, que tocará a su fin el próximo mes de junio. Los constantes desencuentros del delantero con la directiva de la Vecchia Signora y, en última instancia, con su entrenador, Massimiliano Allegri (54), han desembocado en una ruptura irremediable y en una avalancha de rumores y elucubraciones respecto a su futuro inmediato.

Muchos achacan este desenlace a la notable desmejoría de su rendimiento en el Allianz Stadium en los últimos tiempos -motivada, quizás, por la incertidumbre que le rodea desde hace meses-, la cual le ha llevado a ser apartado, incluso, del combinado nacional argentino, dirigido por Lionel Scaloni (43). Esto no será impedimento, no obstante, para que ‘La Joya’ encuentre acomodo en la élite futbolística europea. A fin de cuentas, su nombre ya ha sido relacionado con clubes tales como Paris Saint-GermainFC BarcelonaLiverpool, entre muchos otros.

Que el argentino tendrá dónde elegir está claro. Que pueda recuperar su mejor fútbol, pese a encontrarse en la edad idónea para ello, no tanto. Por ello, está prácticamente obligado a que su próximo paso, como el de cientos de compañeros de profesión el próximo verano, sea el adecuado. En BeSoccer Pro hemos recurrido a nuestro exclusivo Índice de Adaptabilidad, el cual pondera el perfil estadístico del futbolista y el Modelo de Juego de su club actual, para poner nombre a los clubes en los que podría encajar mejor Paulo Dybala.

Una joya deslucida

Para empezar, debemos poner en contexto la situación deportiva del futbolista, quien alcanzó su mejor momento de forma a mediados de 2018, cuando alcanzó los 86 puntos de ELO. Actualmente, sin embargo, ostenta 79. Para los algoritmos de BeSoccer Pro, esto supone que el futbolista de la Juventus ha pasado de ser un jugador ‘top’ a nivel mundial a un futbolista de primera clase. El bajón de su propio equipo tampoco ayuda. Su potencial sigue siendo de 86 puntos, por lo que podría recuperar su estatus en el panorama balompédico con cierta mejoría. 

Observando sus promedios de las últimas tres temporadas, podemos comprobar que, pese a que registra mejores números en cuanto a tiros a puertagolesrecuperaciones que en la 2019-2020, cuando lo disputó prácticamente todo, y la 2020-21, cuando su participación se desplomó hasta los 1.367 minutos en apenas 26 partidos. Con la ‘Albiceleste’ no le ha ido especialmente bien en dicho periodo de tiempo, habiendo sido titular en sólo dos ocasiones -en partidos oficiales- desde el verano de 2019. 111 minutos en los que anotó un gol y dio una asistencia, pero que no influirán en nuestra búsqueda de nuevo destino para Dybala.

Lo cierto es que, aun mejorando su contribución ofensiva, en lo que va de temporada el mediapunta sudamericano a ha pisado menos el área rival, ha repartido menos asistencias y ha generado menos ocasiones de gol para sus compañeros de equipo. 

Su versatilidad, un hándicap

Pese a su indiscutible talento, es difícil encajar el nombre de Paulo Dybala en un rol específico, pues ha jugado -y lo sigue haciendo- en distintas posiciones a lo largo de su carrera, desde la punta de ataque hasta el extremo derecho. Los algoritmos de BeSoccer Pro, que tienen en cuenta el posicionamiento sobre el campo y las acciones que lleva a cabo el jugador en su área de influencia, le otorgan el de mediapunta (88%) como rol principal, seguido muy de cerca por los de mediapunta derecho (87%), falso 9 (84%) y delantero combinativo (83%).

Esta versatilidad, la cual le otorga una clara ventaja competitiva, dificulta, no obstante, hallar un destino de alta idoneidad para él. Esto es, cuyo índice de adaptabilidad supere los 9.0 puntos. Al no ocupar una posición específica sobre el césped con una asiduidad parecida a la de otros futbolistas, la dificultad para asignarle un Modelo de Juego preferente aumenta. De los últimos 20 partidos en los que ‘La Joya’ ha partido como titular en la Serie A, por poner un ejemplo, sólo ha completado los 90 minutos tres veces y ha ocupado posiciones tan dispares como extremo derecho (3), delantero centro (11) y mediapunta central (6).

Queda fuera de toda duda, sin embargo, que esto suponga un hándicap para que el todavía atacante bianconeri encuentre su lugar en algún equipo ‘top’ de las cinco grandes ligas. Y a esa muestra, precisamente, se limitará nuestra búsqueda de equipo para Paulo Dybala: a clubes de nivel similar o superior (ELO) a la Juventus de Turín en LaLiga Santander española, la Premier League inglesa, la Ligue 1 francesa, la Bundesliga alemana y la propia Serie A italiana. Aunque, datos en mano, sus mejores opciones no residen, precisamente, en Centroeuropa.

Carne de ‘Cholo’

Hechos los cálculos pertinentes por parte de los algoritmos de BeSoccer Pro, y con un rating de 81.4, el Atlético de Madrid emerge como la mejor opción disponible para que Paulo Dybala vuelva a mostrar su mejor versión. Es el equipo con el que mejor encajaría, dada la similitud del sistema de juego (90.5%) de Diego Pablo Simeone (51) respecto al de Allegri durante la temporada 2021-2022. Sin embargo, pocos perfiles similares al de ‘La Joya’ hay en el vestuario del Wanda Metropolitano en la actualidad (61.5%), y hacerle sombra a Joao Félix (22), Ángel Correa (27) o Antoine Griezmann (31) no será fácil. 

Esto, en todo caso, resulta extensible al resto de candidatos a incluir a Paulo Dybala en su plantilla, incluida su segunda mejor opción: el Arsenal de Mikel Arteta (40), cuyo rating de adaptabilidad es de 7.58. La posibilidad de que Alexandre Lacazette (30) ponga rumbo a Lyon cuando expire su contrato a final de temporada se antoja clave para que el argentino recale en la punta de ataque de un equipo, el del Emirates Stadium, donde Bukayo Saka (20) ha adelantado por la derecha a Nicolas Pépé (26). Tres son multitud, como se suele decir.

La posibilidad de unirse al Manchester United, cuyo banquillo cederá Ralf Rangnick (63) a Erik ten Hag (52) el próximo año resulta especialmente remota, dado el Modelo de Juego que el neerlandés pretende implantar en Old Trafford. Lo mismo ocurre con el FC Barcelona y el Chelsea, cuyos atacantes guardan una similitud bastante pobre -inferior al 50%- con Dybala. Aun así, se antojan como sus mejores planes B si decidiese dar prioridad al rendimiento deportivo frente al apartado económico. Está a tiempo de cumplir las expectativas que se crearon en torno a él, pero el tiempo vuela y el balón está en su tejado.